El Gobierno británico planea una ley para monitorizar Internet

  • Similar a la que fue retirada en el 2006 por la oposición popular
  • Los grupos de libertades diviles lamentan la iniciativa
  • La Asociación de Proveedores de Internet expresa su inquietud
Carlos Fresneda (Corresponsal) | Londres
El Gobierno británico planea poner en marcha una ley que permita monitorizar “en tiempo real” las llamadas telefónicas, los correos electrónicos, los mensajes en las redes sociales y las visitas a sitios web. La propuesta, anticipada por el ‘Sunday Times’, ha provocado una gran inquietud entre los 200 miembros de la Asociación de Proveedores de Internet –entre ellos, Google y Virgin Media- que tuvieron acceso al proyecto de ley el mes pasado.
“Estamos ante un intento sin precedentes que permitirá a Gran Bretaña adoptar el mismo tipo de vigilancia que hemos visto en China o en Irán”, advirtió Nick Pickles, director de la compaña Big Brother Watch, en declaraciones al Daily Mail. “Es un ataque directo a la privacidad online y no está claro que pueda servir para mejorar las seguridad pública, además de encarecer de manera significativa las actividades online”.
La futura ley, bastante similar a la que fue propuesta en el 2006 por el Gobierno laborista y retirada ante la oposición popular, faculta a la agencia de supervisión electrónica GCHQ – dependiente del Ministerio de Seguridad Interior- a reclamar la procedencia de los emails y los mensajes en las redes sociales a los proveedores de internet.
El Ministerio de Seguridad Interior –Home Office- ha confirmado la intención de introducir la nueva legislación de comunicaciones, en cuanto el calendario parlamentario lo permita, posiblemente a partir del próximo mes. La nota oficial insiste en que la protección de los contenidos, pero admite que los “oficiales de inteligencia” tendrán capacidad –sin necesidad de un requerimiento judicial y en “tiempo real”– para requerir la identificación de un individuo o un grupo de procedencia, así como el tiempo de conexión o la relación de sitios web que ha visitado.
Precedentes
El reciente caso del estudiante Liam Stacey, condenado a 56 días de cárcel por hacer comentarios racistas en Twitter -tras el ataque al corazón del futbolista de origen africano Fabrice Muamba- había puesto ya en alerta a los grupos de libertades civiles, alarmados por la creciente intrusión del Gobierno en las redes sociales.
“Estamos ante un paso drástico en una democracia”, advirtió Shami Chakrabarti, director de la asociación Liberty. “Esta medida se enfrentó a una gran resistencia durante el último Gobierno laborista. La actual coalición se comprometió a defender los derechos civiles ¿Aún siguen creyendo en su promesa?”
El proyecto amenaza con crear una nueva y profunda división entre los ‘tories’. El diputado conservador David Davis ha roto de momento la baraja en declaraciones a la BBC: “Se tratra una innecesaria extensión de la habilidad del Estado para inmiscuirse en la vida de la gente corriente”.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/04/01/navegante/1333309004.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s