Un ‘tablet’ para ahorrar en luz

Ojanguren, de Tao, y Elorriaga de Erabi prueban la aplicación. | Iñaki Andrés
  • Erabi idea una aplicación que reduce el consumo lumínico del hogar en un 30%
  • Ekiona desarrolla unas farolas solares con iluminación inteligente
Patxi Arostegi | Bilbao
El ahorro energético no es un concepto tangible, si no un término que puede implicar diferentes medidas que no siempre tienen que llevar consigo un despliegue tecnológico. En muchos casos, no es necesario sustituir los aparatos o sistemas del hogar por otros que consuman menos.
Una gestión más eficiente puede ser la clave para reducir la factura eléctrica del hogar. Uno de los objetivos que persiguen cada vez más empresas e instituciones es el de dotar a los hogares de mayor confort energético que implica la puesta en marcha de una serie de medidas que logren mejorar la comodidad de la vivienda a través de diversas iniciativas.
La automatización del encendido y apagado de la iluminación o la regulación de la luminaria en función de la luminosidad del ambiente, pueden ser dos medidas que logren este confort y que facilite, a su vez, una mayor eficiencia energética.
La firma vasca Erabi ha desarrollado para la empresa Tao una novedosa aplicación para tablet e iPad que permite a los usuarios controlar desde el dispositivo todas las condiciones de iluminación de una estancia, sea esta perteneciente a su hogar, a un edificio de oficinas o un museo.
La herramienta posibilita la monitorización de hasta 70 puntos de luz a través de un tablet táctil de forma que la iluminación puede ser adaptada en cada momento y en tiempo real, a la necesidades y preferencias del usuario.
Entre las principales ventajas que ofrece este pionero sistema figura un ahorro en el consumo energético de hasta un 30%, en comparación con luminarias convencionales. Rebaja que se logra gracias a la gestión centralizada desde un único dispositivo.
La aplicación novedosa ideada por Erabi permite a través de un interfaz monitorizar y controlar 70 sistemas de iluminación independientes. Se trata de un programa diseñado para tablet que puede regular puntos lumínicos ubicados en un hogar, museo o edificios de oficinas mediante una pantalla táctil e interactiva que incorpora elementos intuitivos.
La herramienta informática se diseñó fruto de la colaboración entre esta firma vasca -especializada en tecnologías vinculadas a inteligencia ambiental-, y Tao, una empresa referente en arquitectura lumínica. Fue hace tres años cuando los responsables de la compañía de Leioa optaron por ofrecer a sus clientes una “experiencia diferente” que sirviera para mostrar “conceptos lumínicos novedosos de manera más tangible”, indica Igor Ojanguren, director comercial de la firma.
La emprendedora actitud de esta empresa se plasmó en el diseño de un showroom de 80 metros cuadrados en el que se combinan diferentes puentes de luz desde bombillas LED, a luces halógenas y puntos de luz fluorescentes de última generación.
En paralelo a este proyecto, los responsables de Tao decidieron buscar una solución pionera que valiera para lograr un “manejo lumínico controlado” de los puntos de luz instalados en su vistoso centro demostrativo.
“Hace un año fue cuando nos pusimos en contacto con Erabi porque conocíamos su experiencia en este tipo de tecnologías innovadoras y les pedimos una solución que valiera para controlar de forma independiente cada uno de estos puntos de luz para lograr su máximo rendimiento“.
Los técnicos de Erabi recogieron el reto y tras seis meses de pruebas y testeos dieron con una aplicación para tablet e iPad que convierte a los ciudadanos en personas capaces de controlar todas las condiciones de iluminación de una estancia a través de una interfaz interactiva dotada de diversos elementos intuitivos, así como de otra herramienta que a través de la voz les posibilita un control “integrado de todo el sistema de iluminación para que éste se pueda adaptar en tiempo real a las necesidades del usuario“, describe Eneko Elorriaga, director de proyectos en Erabi.
El programa ideado por esta innovadora firma consta de una aplicación “renderizada en formato 3D” que muestra a los usuarios el estado real de cada bombilla LED, fluorescente o lámpara halógenas, ubicadas en el showroom de la empresa vizcaína, dotada con un total de 70 puntos de iluminación.
Una de las prestaciones que destaca de la aplicación está vinculada con la capacidad de “telegestión” que ofrece a los usuarios de los puntos lumínicos.
De esta manera, se puede encender o apagar la luces a través de una pantalla táctil que puede activarse de manera manual y que dispone de escenas “preestablecidas por el propio cliente”.
“El usuario puede acceder al encendido o apagado de las lámparas desde el exterior de un edificio y monitorizar su estado. Con ello se proporciona una herramienta que tanto en museos o viviendas ayuda a controlar su eficiencia energética”.
Junto a esta atractiva prestación el tablet permite a los clientes activar luminaria dotada de sensórica que se puede “adaptar” a las condiciones ambientales de cada estancia para “gastar menos en consumo eléctrico del hogar”, subraya el responsable, quien añade a su vez, la posibilidad de sumar cada punto de luz a los ya existentes, logrando una mayor ahorro en iluminación.
“Sucede con los formatos de luz RGB que permiten entornos lumínicos que facilitan la posibilidad de jugar con la psicología de los colores lumínicos más cálidos o fríos”.
A este catálogo de posibilidades, el programa añade información técnica completa en formato de fichas técnicas sobre el “consumo de cada lámpara, la instalación y su comportamiento lumínico”.
Entre las ventajas que ofrece esta valiosa herramienta ‘online’ figura la capacidad de “integración” de la gestión de los 70 puntos de luz en un único dispositivo, lo que facilita un mayor “ahorro en el tiempo y reduce el consumo eléctrico porque hace posible una acceso más directo a múltiples recursos asociados a la gestión de la luz“, enfatiza Elorriaga, quien cifra el porcentaje de rebaja en el consumo energético logrado por este tipo de aplicaciones entre un 15 y 30%.
“Esto se puede reflejar en una reducción importante en la factura eléctrica del hogar. Estamos desarrollando un algoritmo matemático que muestra la estimación el consumo en luz de próximos meses; con ello se podrá planificar mejor la gestión de la luz en el hogar para reducir consumos innecesarios“, concluye.
Farolas solares con iluminación inteligente
La luminaria solar inteligente creada por Ekiona permite, entre otras aplicaciones, la programación horaria del encendido y apagado de las farolas y el control de la intensidad lumínica. A estas prestaciones añade la disminución del flujo lumínico y un ahorro energético de estas instalaciones públicas.
El proyecto germinó hace seis años cuando los responsables de la firma guipuzcoana comprobaron que “no existía ninguna solución de iluminación solar que se adaptara a las necesidades de lo clientes”.
“Normalmente, las luminarias existentes están ya predefinidas y hay que conformarse con utilizar un único tipo de farola solar. Por ello, decidimos ofrecer una tecnología que respondiera a diferentes situaciones del entorno vinculadas como la radiación solar de la zona, vía iluminar o los horarios de iluminación”, indica Borja Inarrairaegui, promotor y gerente de la firma.
Tras dos años dedicados a desarrollar una tecnología innovadora que satisficiera esta necesidad, los responsables de Ekiona sacaron al mercado farolas solares que iluminan en función de las condiciones de radiación, horarios y que han sido “optimizadas” para cada lugar donde se instalen.
“Hemos ejecutado proyectos de iluminación en el Parque Tecnológico de Miramón, en San Sebastián, y estamos en contacto con empresas de Quatar Arabia Saudi y el Ayuntamiento de Barcelona que se han interesado en iluminar sus vías públicas con nuestro sistema”, asegura el gerente.
Las farolas diseñadas por la empresa vasca llevan incorporado en la parte superior en el mástil un panel solar. Están dotadas de un sistema electrónico que es capaz de gestionar la energía solar “garantizando en todo momento el rendimiento óptimo del sistema de iluminación”, detalla.
Entre las prestaciones que ofrece este pionero dispositivo figura la capacidad de programar el encendido y apagado de la luminaria, así como la “regulación” de la intensidad de cada una de las unidades.
A estos beneficios prácticos añade la posibilidad de disminuir el flujo lumínico, así como de lograr un mayor ahorro energético al ofrecer una “mayor vida útil a las baterías instaladas” en las farolas.
“El diseño de las farolas están pensado en función de la inclinación y potencia solar, la capacidad de la batería, la altura del mástil y la potencia lumínica de la luminaria”, completan desde el equipo técnico de Ekiona.
El funcionamiento de cada luminaria está monitorizado y controlado, a su vez, por una centralita informatizada que establece una multiprogramación para gestionar la luz de plazas, calles y vías públicas. “El sistema incluye varios encendidos y apagados durante la noche, cambio de horario de iluminación, según la estación del año, así como la regulación de la intensidad lumínica inteligente en función de la tensión de la batería”.
Entre las ventajas que ofrece este sistema lumínico novedoso se hallan sus beneficios medioambientales. No en vano, según revelan las estimaciones facilitadas por la empresa, la instalación de esta luminaria sostenible repercute en una “reducción a la mínima expresión” de emisión de gases contaminantes al entorno. “Evitamos la llegada a la atmósfera de 47,7 toneladas de CO2 a lo largo de la vida útil de las farolas”.
A ello la luminaria inteligente une la posibilidad que ofrece a las autoridades locales, ayuntamientos y otras instituciones de no tener que instalar un tendido eléctrico ni “realizar zanjas, obras civiles que suponen un impacto medioambiental elevado“.
La razón de ello es que la propia electricidad se produce y acumula en la luminaria. “Evitamos además con ello, sobrecostes derivados de canalizaciones, cableado eléctrico e instalación de cuadros”, detallan.
Junto al sistema automatizado las farolas incorporan luminaria LED (diodos de emisión de luz) que contribuyen a alargar la vida útil de estas instalaciones. No en vano, logran aumentar “cinco veces” la duración de una bombilla convencional. A ello une su limitado consumo energético. “Proponemos diferentes ángulos de apertura LED en las farolas que emiten diferentes tonalidades de luz para optimizar la zona a iluminar”.
Una última prestación que ofrece esta luminaria inteligente tiene que ver con la posibilidad que brinda a los ayuntamientos de “ofrecer la iluminación en un horario definido por el cliente”. “El sistema es capaz de regular su encendido y apagado, mientras su intensidad lumínica se determina según el horario, tensión de batería o época del año”, concluye.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s