Facebook contra (el otro) Mark Zuckerberg

Sal Emergui | Jerusalén
¿Es posible que Facebook lleve a los tribunales a Mark Zuckerberg? Pues sí. La popular red social le amenaza con una demanda multimillonaria. O al menos al nombre de su joven fundador. El que acaba de adoptar de forma oficial el israelí Rotem Guez como respuesta a su litigio con el gigante de Internet.
Rotem Guez, o Mark Zuckerberg | Canal 2
Israel, uno de los países con más usuarios de Facebook en todo el mundo en proporción a su población, tiene su particular Mark Zuckerberg.
Un empresario de Haifa especializado en anuncios en Internet que en su miniguerra con la famosa red social ha empleado un arma sorprendente: cambiar su nombre y apellido por el del estadounidense. Desde el miércoles, en su carné de identidad está escrito Mark Zuckerberg.
Todo empezó con su empresa ‘Like Store’, una  tienda virtual de venta de  ‘likes’ en Facebook. El servicio -proporcionar hasta 10.000 ‘seguidores ficticios’- tuvo mucha demanda entre anunciantes y compañías.
A Facebook le hizo menos gracia y hace tres meses le envió una carta amenazándole con una demanda multimillonaria. “Sus actividades violan las condiciones de uso y son ilegales. Facebook le exige cesar sus actos de forma inmediata”, le advirtieron.
Rotem hizo caso omiso a la advertencia e incluso se creyó que era una broma. Pero Facebook no estaba para cachondeo. Al cabo de unas semanas, no aceptó restaurar su cuenta personal y le impidió usar los productos de la compañía.
La respuesta
Fue entonces cuando Rotem (32) respondió a su manera. Sin  avisar a su esposa Raquel ni al resto de familia, se personó en las dependencias del ministerio de Interior. Entró como el anónimo Rotem Guez y salió como el conocido Mark Zuckerberg.
“La supervisora se dio cuenta enseguida que me refería al famoso creador de Facebook y quiso evitarlo alegando que puede confundir o engañar al público. Yo respondí que no se trata de Dios. Al final mi solicitud fue aprobada. Ahora tengo que llevar este nombre los próximos siete años“, afirma, aludiendo el periodo en el que un ciudadano puede cambiar su nombre.
El protagonista de esta historia fue al ministerio con una cámara oculta para eternizar el ‘momento histórico’. “Tengo mis razones para hacerlo. Mark Zuckerberg no vive aquí. Además, es un nombre judío”, le dijo a al funcionaria que finalmente accedió a la extraña y provocativa petición.
Gracioso
“Me pareció gracioso. Además Facebook dice que sólo ellos pueden dar ‘likes’ así que como sólo Facebook y Mark Zuckerberg pueden hacerlo, pues yo también porque soy Mark Zuckerberg“, justifica, sonriendo, una acción que tiene también una clara motivación publicitaria.
Preguntada en varios medios locales, su esposa intenta quitarle dramatismo: “La verdad es que no me consultó antes de hacerlo pero yo ya le conozco. Es un niño grande y creativo… Ya estoy acostumbrada a sus locuras infantiles”.
Pero Facebook no está acostumbrado y seguramente esta “locura infantil” no será muy bien recibida por el auténtico Mark Zuckerberg. Sus asesores legales deben ahora estudiar si demandan a su jefe. De ser así, asistiríamos a un juicio sin precedentes: “Se abre el caso de Facebook contra el señor Mark Zuckerberg”.
Ante una posible nueva carta de la empresa, el israelí confiesa: “Me muero de ganas por ver sus caras cuando vean el nombre en el sobre”.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/16/navegante/1324028835.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s