Telefónica corta el grifo a la picaresca de los SMS, un problema ‘imposible’ de atajar

César Urrutia | Madrid
Los problemas que genera enviar la palabra ALTA para bajar música, fotos, vídeos, juegos y participar en concursos a través del móvil o por internet tienen cada vez más en guardia a los operadores de telefonía y a la Administración.
El aumento de quejas por cargos de hasta 35 euros mensuales en la factura de teléfono por servicios que los usuarios aseguran no haber solicitado ha llevado a Telefónica a endurecer las condiciones por las que sus clientes los contratan.
El problema afecta a todas las compañías: desde operadoras a buscadores como Google. Se ha radicalizado en internet y la mecánica es similar, independientemente de quién lo ofrece. Encuestas, concursos, descargas de fotos en los que para participar hay que introducir el número de móvil en una web. Posteriormente, el cliente debe introducir en la misma web un pin que se le envía. Con ello, queda suscrito a la recepción de mensajes premium.
“Todas las acciones llevadas a cabo para atajar esta situación insostenible han sido inútiles”, afirman en Telefónica. A lo largo de esta semana, los ministerios de Industria y Sanidad tienen previsto abordar el problema en la Comisión conjunta de Tarificación Adicional.
En ella, examinarán los casos constitutivos de fraude como cobrar por participar en concursos que después ni siquiera se celebran para actuar de oficio y abrir expedientes. Fuentes de Industria no aclararon si actualizarán el código de conducta y el reglamento sobre este negocio que pusieron en marcha en novuiembre de 2009.
Por eso, a partir de este martes, la operadora dejará de tramitar altas de suscripcíon a servicios de mensajería premium si no viene acompañada de un documento en papel firmado por el propio cliente junto a su fotocopia del DNI, lo que en términos operativos supone prácticamente cortar el acceso a su base de clientes a este tipo de compañías.
Los ‘fans’ que se suscriban a un reality para votar por concursantes o quienes se den de alta en contenidos móviles como alertas tendrán que enviar la documentación anterior al proveedor de servicios además de garantizar que son titulares de la línea.
El cambio obedece a que el servicio de mensajería premium a terceros se ha convertido en un problema. Estos mensajes que se reciben después de haber enviado un sms a números de entre cinco y seis cifras tienen una tarificación de entre 1,2 y 6 euros.
En ocasiones, la suscripción al servicio permite a las empresas que ofrecen estos productos enviar entre 25 y 60 mensajes al mes a sus abonados. El problema es que la operadora carga después ese consumo en su factura y, posteriormente, recibe las reclamaciones.
“Un 7% del total de las reclamaciones que recibe la compañía se debe exclusivamente a servicios de alertas y el número de clientes suscritos a estos servicios que nos reclaman por las facturas supera el 10%, en tendencia creciente”, indica la compañía.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/13/navegante/1323810193.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s