¿Y cuándo mueres qué?

Pedro Blasco | Madrid
Una empresa que ha empezado a operar en España se dedica a averiguar para los familiares de una persona fallecida su huella digital. Esta empresa, llamada Memora, se compromete con sus clientes a recuperar el mayor material posible en su material en Internet, lo que consideran “cada vez más importante de la biografía de las personas”. Los familiares pueden reunir mensajes, fotografías, comentarios y otros archivos que compartió públicamente en la web, según indican los responsables de esta empresa.
Las mismas fuentes indican que una vez que la empresa identifica este ‘legado 2.0’, “los familiares pueden decidir qué hacer con él: cerrar sus cuentas de usuario, comunicar la muerte a los contactos que el difunto tenía en internet, quitar la información total o parcialmente de la red o recuperar y transferir los archivos digitales a quien designe, siempre que sea posible”.
Pero la empresa también piensa el futuro y ofrece al mercado la posibilidad de decidir en vida sobre el futuro de nuestra huella en Internet. Cuentan con profesionales de las tecnologías de la información “que serán los encargados de gestionar y asesorar a los familiares en este servicio, ofreciendo un trato personalizado”.
La empresa asegura que todo el procedimiento de recuperación de la memoria digital “se ajusta a las condiciones de uso y bases legales de las empresas digitales que almacenan información” y si las autoridades aprobaran nuevas normas “evolucionarían y se readaptarían a las mismas”.
La empresa ofrece también entierros a plazos. Ofrecen abonarlo de 0 a 12 meses sin intereses o financiados a un máximo de tres años con intereses. Según los datos que facilita esta empresa en 2010 murieron en España 378.667 personas, una cifra algo menor que los 384.933 fallecidos en 2009, según el Instituto Nacional de Estadística. Un 2,75% eran extranjeros. Se calcula que un 60% de la población tiene un seguro de deceso, siendo más alto el porcentaje en el sur y más bajo en el norte. El precio medio de un entierro a través de una compañía de seguros es de unos 2.200 euros, mientras que si el particular tiene que afrontar el gasto sin seguro la media es de 4.500 euros.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/10/28/navegante/1319810581.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s