Telefónica cree factible llevar los 30 megas a todos los españoles en 2020

  • Linares ve viable cumplir algunos objetivos de la Agenda Digital Europea
  • Señaló la necesidad de que la industria estimule la demanda de estos servicios
  • Banegas pidió un nuevo marco regulatorio que maximice la inversión
Miguel Ángel Uriondo | Santander
El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, consideró hoy viable que se cumplan algunos de los objetivos más ambiciosos de la Agenda Digital Europea, como la posibilidad de llevar los 30 megas al 100% de los españoles, y los 50 megas al 50% de los hogares, de aquí al año 2020.
Pero no será sencillo. Durante su intervención en el XXV Encuentro de las Telecomunicaciones de Santander, el directivo hizo hincapié en que será necesario que la industria estimule la demanda de servicios que requieran de estas altas velocidades, y que la Administración ofrezca ayudas públicas para trasladar los despliegues a zonas en las que la rentabilidad empresarial no lo aconseja.
Asimismo, estimó que para cumplir estos objetivos será necesario avanzar tanto en tecnologías móviles, con la adopción del estándar LTE y la tecnología del IMT, como en los despliegues de fibra óptica.
Telefónica anunciará la próxima semana un servicio precomercial de LTE, sobre la banda de frecuencias de 2,6 mhz, que estará disponible para grandes empresas e instituciones en determinadas zonas de Madrid y Barcelona. El servicio, la fase posterior a un piloto, permitirá ofrecer velocidades comprendidas entre los 30 y los 100 mbps.
Fibra óptica
En su presentación, Linares señaló que la penetración de fibra en España con 100 megas era en 2010 de sólo el 3%, aunque sin duda esta cifra se disparó la semana pasada, cuando Ono anunció que ya ofrece velocidades de 100 mbps a más de siete millones de hogares.
El directivo también consideró viable llevar la banda ancha tradicional al 100% de la población de aquí a 2013. De hecho, la cobertura del ADSL era del 95% en 2010 y, la de 3G, del 90%. En este último caso, y gracias a la aprobación del ‘refarming’, la cifra pasará a ser pronto mucho más elevada, ya que las operadoras podrán utilizar para servicios de datos las frecuencias que sólo podían emplear para prestar servicios de voz. Sin embargo, el directivo de Telefónica insistió en que la dificultad es pasar de casi el 100% al 100% real, e insistió en que las administraciones públicas han de involucrarse.
El director ejecutivo de la multinacional hizo un guiño a la concentración del sector de las telecomunicaciones al recordar que, en EEUU, los actores del mercado han considerado necesario reducir el número de agentes. Y eso que se trata de un mercado más grande y en crecimiento.
Las ‘estrellas’ del sector
Linares reconoció que las grandes estrellas del sector son los nuevos dispositivos inteligentes, que hoy funcionan como nuestro “segundo cerebro”. Esto tiene una importancia adicional cuando a estos dispositivos se les unen las redes sociales, a las que el directivo denominó “el quinto poder”.
En ese sentido, Linares admitió que Whatspp y otras aplicaciones similares tienen un impacto sobre su negocio, pero no cayó en el victimismo. “Los operadores tienen que replantear su oferta, o incluso prestar ese tipo de servicios a precios competitivos”, estimó.
El directivo también se refirió a la reciente decisión de S&P de rebajar la calificación del grupo por su agresiva política de reparto de dividendos. Linares insistió en su total compromiso a la hora de cumplir sus previsiones y sus compromisos.
A diferencia de lo sucedido en el encuentro del año pasado, cuando Linares inspiró un debate muy activo sobre neutralidad de la red, en esta ocasión pasó por el tema casi de puntillas, limitándose a señalar el apoyo de Telefónica a la gestión transparente del tráfico en Internet.
Linares afirmó que Telefónica contempla un futuro en el que preste “diferentes servicios con distinta calidad y distintas redes, con nuevos protocolos de interconexión y precios diferenciados”. Habló de que el sector de Internet tiene que ser un mercado de doble cara, con dos tipos de clientes distintos. Se llama mercado de doble cara a aquel que presenta dos perfiles de clientes distintos. Por ejemplo, el de las tarjetas de crédito sería un mercado de doble cara, atendiendo a clientes y comerciantes y ofreciéndoles soluciones independientes. Sin embargo, Linares no precisó a qué grupos distintos atenderá el sector de las telecomunicaciones. ¿Usuarios muy intensivos frente a poco intensivos? ¿Mercado de empresas frente a particulares? ¿Consumidores de contenido frente a generadores del mismo?
Por su parte, el presidente de la patronal sectorial Ametic, Jesús Banegas, pidió durante su intervención un nuevo marco regulatorio que maximice la inversión en nuevas redes de telecomunicaciones y demandó que se priorice la eliminación de barreras normativas y administrativas al despliegue de redes. Además, demandó la puesta en marcha de un Plan Renove de Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones (ICT) para antes de 2014.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s