Lulzsec reivindica un ataque contra la policía de Arizona y la publicación de sus datos

  • El grupo afirma que detrás de la acción hay una protesta contra esa medida
Reuters | Washington | Boston
Los ‘ciberintrusos’ del grupo autodenominado Lulz Security, que previamente habían entrado en un servidor del Senado de EEUU y lograron tumbar la página web de la CIA, consiguieron introducirse en el sitio web de la policía de Arizona y, posteriormente, liberaron decenas de documentos internos a través de Internet.
Lulz Security (o Lulzsec) afirmó en un comunicado que esta acción es una oposición a la Ley de Inmigración en Arizona, y anunció la publicación de documentos relacionados con el control de fronteras y otras actividades derivadas de la aplicación de la polémica ley.
El título de este comunicado está en español mexicano, ‘Chinga La Migra’, ya que según Lulzsec “el español de una forma más profana de decir ‘a la mierda el Servicio de Inmigración’“.
El grupo ha liberado cerca de medio gigabyte de datos, que incluyen nombres de cuenta, contraseñas e información de contacto de varias personas. La agencia Reuters ha comprobado que en al menos dos casos se trata de información exacta.
Hay entre los datos publicados decenas de archivos relacionados con boletines de seguridad procedentes de otras agencias de orden público, documentos internos de planificación y incluso informes de rutina sobre incidentes de tráfico.
“Reconocemos ciertos problemas informáticos”, dijo Steve Harrison, un portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Arizona , “Estamos investigando. Y, por supuesto, estamos tomando medidas de seguridad adicionales”.
Mientras tanto, el diario The Guardian apunta que ‘hackers’ rivales, incluyendo uno llamado The Jester -un ex miembro del ejército de Estados Unido – se han concentrado en localizar el sitio web del grupo Lulzsec y la identificación de sus miembros. The Jester comentó en Twitter que había seguido la pista al sitio web de Lulzsec hasta un ISP en Malasia.
Una polémica Ley de Inmigración
El estado de Arizona, fronterizo con México, aprobó el pasado año una ley que daba potestad a la policía para verificar el estado de cualquier persona sospechosa que permanecer en Estados Unidos de manera ilegal, en un intento para frenar la inmigración ilegal y el crimen relacionados con la frontera.
La mayoría de los estadounidenses apoya la medida, aunque varios opositores a esta ley sostenían que es inconstitucional y podría conducir al hostigamiento a los estadounidenses de origen hispano. Incluso llegaron a pedir a la opinión pública un boicot económico contra dicho estado.
En cualquie caso, los puntos más controvertidos de la ley han sido bloqueados por un juez federal, poco antes de su entrada en vigor pasado mes de julio, mientras que el Gobierno de Arizona presiona para sacarla adelante.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/24/navegante/1308904800.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s