El duro camino de Sony para intentar recuperar la confianza de sus usuarios.

Afp | Ep | Tokio | Madrid
Sony, buque insignia de la electrónica de consumo japonés, entra en una difícil lucha para recuperar la confianza de los consumidores tras el ‘pirateo’ de sus servicios en línea. Mientras, la vuelta del servicio Playstation Network está teniendo problemas debido a la saturación de peticiones de usuarios.
El esperado regreso de PSN se ha visto empañado por fallos en la conexión motivados por el masivo aluvión de jugadores intentando acceder. La compañía comenta que el servicio está operativo pero ha registrado algunos problemas con caídas; algo por lo que han protestado miles de usuarios en foros y comentarios de páginas web desde el domingo 15 de mayo.
Los usuarios han seguido los cortes de Playstation Network con gran interés y en cuanto la compañía ha confirmado que restablecía el servicio, han intentado entrar en sus cuentas para cambiar contraseñas y comprobar que sus cuentas estaban a salvo.
Muchos usuarios han acudido a redes sociales y a foros de PlayStation para informar de que el servicio, aunque activo, registra problemas y cortes intermitentes.
Sony ha confirmado que estos problemas se están produciendo y ha querido explicar el origen de los fallos. “Entended que el nivel de tráfico es bastante alto. Más que antes de la incidencia. Puede que la disponibilidad sea intermitente”, ha comentado la compañía en la cuenta oficial de Twitter Playstation Ayuda.
La compañía ha anunciado el lanzamiento de una actualización obligatoria para la Playstation 3, que instala la versión 3.61, que permite cambiar las contraseñas del servicio ‘online’ de Sony.
Daño serio a su imagen
La fuga de datos de las redes de Sony, que fue publicada el pasado 26 de abril y supuso uno de las más graves de la historia de Internet, podría llegar a costar a la compañía cerca de 710 millones de euros (unos 1.000 millones de dólares), pero quizá el daño más grave recaiga sobre su propia imagen.
El grupo tiene una estrategia basada en el -delicado- equilibrio entre sus dispositivos de consumo (consolas de videojuegos, teléfonos móviles, televisores, videocámaras, ordenadores y cámaras) y los contenidos (videojuegos, música, películas, ‘sotware’…)
“Es difícil de obtener beneficios sin las funciones críticas de los servicios de Red”, dijo Nobuo Kurahashi, analista de Mizuho Investors Securities.
“La estrategia de red son esenciales para Sony, no sólo para vender el contenido sino para el ‘hardware’ también”, añadió Jay Defibaugh, de MF Global en Tokio. “La cuestión clave es si Sony puede conseguir que los consumidores lleguen a ignorar el incidente” .
Sombras sobre Sony
El ataque, que comprometió la seguridad de los datos de más de 100 millones de clientes en todo el mundo, han arrojado una sombra sobre la capacidad de Sony para proteger la información personal. El grupo “deberá restaurar la confianza”, señaló Defibaugh.
Millones de números de tarjetas de crédito fueron robados, lo que obligó a Sony el pasado 20 de abril a suspender los servicios PlayStation Network y Qriocity.
Lanzada en noviembre de 2006, PlayStation Network permite a los usuarios de la consola competir con otros jugadores en cualquier parte del planeta. También se pueden comprar juegos, películas o música en línea.
Una catástrofe tras otra
Fuertemente afectada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo en Japón, Sony tendrá que echar mano de sus maltrechas cuentas no sólo para recuperar una tasa normal de producción, sino también para compensar a las personas cuyos datos se ha visto comprometidos.
Sony ha ofrecido a los suscriptores de EEUU de PlayStation Network y Qriocity un año gratis de suscripción a un seguro millonario contra posibles pérdidas de dinero de sus usuarios. El gigante del entretenimiento prepara medidas similares para otros países.
¿Por qué tardó tanto?
Por otro lado, el grupo japonés también ha desatado la ira de los usuarios al admitir el problema demasiado tarde, una semana después del corte de los servicios.
De hecho, ya existe una demanda presentada en EEUU por un grupo de jugadores de PlayStation Network, que lo acusan de negligencia e incumplimiento de contrato.
“La violación de los sistemas debe ser informada inmediatamente al público, y no unos pocos días después del hecho”, protestó un usuario al responder a la explicación publicado por el CEO Howard Stringer en un blog. “He perdido una gran parte de mi confianza en Sony”, añade otro.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/16/navegante/1305540351.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s