El ‘pelotazo’ de los propietarios de Skype, y el pulso de Microsoft a su competencia

Steve Ballmer (Microsoft) y Tony Bates (Skype) presentan el acuerdo. | Afp
ELMUNDO.es | Reuters | Madrid | Nueva York
En tan solo 18 meses, los actuales propietarios de Skype, liderados por la compañía de inversiones Silver Lake, han multiplicado por tres su inversión al vendérselo a Microsoft por cerca de 5.900 millones de euros.
Algunos expertos aseguran que se trata de una operación de inversión que típicamente se realiza con un horizonte de entre tres y cinco años.
A pesar de que la compañía de VoIP se encuentra en pérdidas, y de que incluso había barajado su salida a Bolsa, tenía un número importante de ‘novios’. Google había demostrado su interés, ya se había cerrado un acuerdo de interconexión con Facebook, e incluso Cisco -uno de los grandes perdedores de la operación, ya que competirá directamente con el gigante de Redmond en el mercado de la videoconferencia- había intentado comprar la compañía.
Algunas fuentes afirman que en Skype pudo haber existido cierta preocupación por el precio, dadas las valoraciones estratosféricas de compañías como Facebook o Groupon, un hecho que explicaría por qué Skype y Microsoft tardaron seis semanas de negociaciones hasta decidir cerrar un trato, que se produjo el pasado 18 de abril.
“Este no es un acuerdo al que se alcanza en cinco días, sino que se llegó a él en las últimas semanas”, comentó una fuente anónima a la agencia Reuters. “Tuvieron tiempo de digerir el precio, de entender las condiciones del contrato y de ultimar los flecos”.
Lo cierto es que para Microsoft había mucho en juego. El mayor fabricante de ‘software’ del mundo ha sufrido varios reveses en los últimos tiempos, incluido una fallida adquisición de Yahoo! y unos inicios inciertos en el competitivo mundo de la telefonía móvil inteligente, ahora dominado por Apple (iOS) y Google (Android).
La compañía decidió prescindir de banqueros para cerrar el acuerdo y, según la multinacional, acudió directamente a los propietarios de Skype, con Silver Lake a la cabeza.
La transformación de Microsoft
Microsoft está inmersa en una transformación después de haber pasado los últimos años tras los pasos de Apple y Google en Internet. Skype ofrece al creador de Windows una gran cantidad de nuevos usuarios y una tecnología probada para las videollamadas en ordenadores y ‘smartphones’, y el punto fuerte de su tecnología es que funciona en varias plataformas.
Por otro lado, Windows Live Messenger de Microsoft es un competidor directo de Skype, así que ¿necesitaba la compañía realmente esta adquisición?
La compañía, que aún gana mucho dinero con sus licencias -Windows y Office siguen siendo productos rentables, que el pasado trimestre generaron beneficios operativos de 5.700 millones de dólares- se encuentra sometido a una gran presión por sus principales rivales, Apple y Google. Y es que a pesar de la ubicuidad del PC, los datos del mercado muestran una clara tendencia a pasar del escritorio a aparatos móviles y planos.
Por su parte, la división de Internet de la compañía arrojó 700 millones en pérdidas, en contraste con las ganancias récord registradas por Google. Microsoft lleva años intentando poner remedio a esta situación. Su último intento fue el de unir su buscador Bing a Yahoo!. Consiguió así ganar algo de terreno a Google, pero a un alto precio.
Teléfonos
En el mercado de los ‘smartphones’, Windows Phone apenas ha conseguido una pequeña cuota de mercado y ahora pone sus esperanzas en su alianza con el fabricante Nokia. Los expertos apuntan que las plataformas de Microsoft funcionan bien. El problema es que se enfrentan a aparatos de culto, con una legión de seguidores jóvenes.
¿Y qué gana Microsoft con la compra de Skype? Por un lado, las más de 550 millones de cuentas registradas y por otro una tecnología cuyo funcionamiento ya está comprobado.
Con Skype en los teléfonos inteligentes con Windows, Microsoft y Nokia, Microsoft tendrá un producto completo (llamadas y videollamadas) con el que competir en todas las plataformas. La operación, de hecho, mete a Microsoft en territorio enemigo, porque Skype ya está siendo utilizado por millones de iPhones y Androids.
Y Skype podría entrar además en los salones a través de la consola de juegos Xbox 360.

Enlace articulo original: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/11/navegante/1305110396.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s